Lun01222018

Última actualizaciónVie, 17 Nov 2017 10am

Back Está aquí: Inicio Moncada Noticies Moncada Localitat La climatología impidió que las falleros hicieran su ofrenda a la Virgen en la ermita de Santa Bárbara

La climatología impidió que las falleros hicieran su ofrenda a la Virgen en la ermita de Santa Bárbara

ofrenda

La lluvia del 18 de marzo hizo que se cambiaran los planes y finalmente la ofrenda se realizó desde el Ayuntamiento hasta la iglesia de Sant Jaume, donde aguardaba la imagen titular de la “Geperudeta”.

20 de marzo de 2015. Los últimos días de fallas han estado marcados por un clima impropio de estas fechas, por este motivo el consistorio tuvo que cambiar los planes previstos para la ofrenda del 18 de marzo y finalmente realizarla en el interior de la iglesia de Sant Jaume.

 

“Con la previsión meteorológica que teníamos no podíamos arriesgarnos a hacerla en la Ermita y que la imagen titular de la Virgen estuviera expuesta a la lluvia, del mismo modo habría sido una molestia para todos los falleros hacer el recorrido bajo estas condiciones” ha expresado el alcalde. “La mejor opción fue alternar el trazado habitual y salir desde el ayuntamiento, recorrer la calle Mayor y finalizar en el interior de la iglesia, donde permanece todo el año la imagen de la Verge” ha matizado Medina.

Menos falleros ataviados con el traje regional, pero con la misma devoción, realizaron su ofrenda desde las 5 de la tarde, por último fueron las cortes de honor y falleras mayores de Moncada quienes hicieron entrada en el templo para depositar su ofrenda a la patrona.

El día de San José se desarrolló con más normalidad, y a la hora prevista las autoridades y falleras mayores presenciaron la misa que cada año acoge el templo de San Miguel, sin embargo la ofrenda que cada año se realiza en la calle San José al patrón fue anulada por las inclemencias del tiempo y se realizó en el interior del templo. Finalmente una mascletà en la Avenida Miguel Buendía cerraba los actos oficiales de estas fallas. Cabe destacar que la cremà de los monumentos se produjo sin incidentes pero con cierto retraso debido a los fuertes vientos.